Consultoras y el lenguaje "corporativo"

Hay dos cosas que (para mí) dan verdadera rabia en el mundillo de las IT, una por ser una vergüenza y la otra por ser una estupidez. Estoy hablando de las consultoras y del lenguaje "corporativo" de la gente que está en ciertas posiciones.

La primera creo que la hemos vivido todos los que nos dedicamos a esto (o casi). Me parece una vergüenza que las autoridades de turno hayan permitido que las "consultoras" copen el mercado laboral de las IT. Si quieres dedicarte a algo relacionado con la informática, tienes que pasar por una. O por varias. Eventualmente puedes acabar en un cliente final con el paso del (mucho) tiempo o si tienes mucha suerte.

Para ser justos, hay dos tipos de "consultoras". Están las que dan servicios al cliente desde sus oficinas. Estas para mí son el mal menor, de hecho bien llevadas pueden ser una forma de aprendizaje continuo y motivación: tocas varios clientes con diferentes tecnologías, así que no te aburres y acabas aprendiendo un montón. Estas son una buena lanzadera. Estoy hablando, claro está, de las pocas que son entendidas así por su "capa alta". He tenido la suerte de trabajar en una de esas, y la recuerdo con cariño. Sin embargo, otras del mismo tipo no piensan así. Hay algunas, por ejemplo, que te hacen ir en traje y corbata aunque sea para arrastrarte por el CPD a desenchufar algo. Horas extra? qué es eso? Seguro que todos conocéis alguna de estas.

El otro tipo de consultora es la "cárnica". Ellos te contratan para que vayas a trabajar al cliente. Dejando a un lado la dudosa legalidad de esta práctica (es relativamente fácil ganar una denuncia por cesión ilegal del trabajador y obligar al cliente a contratarte interno), éstas son las más extendidas y en las que peor se trata a la gente. No entiendo cómo desde un nivel legislativo se les ha permitido copar el mercado de esta manera (esto NO pasa al norte de los Pirineos, lo tengo muy comprobado). No sólo eso, sino que la regulación actual hace casi imposible empezar a trabajar como freelance (otra vez, al norte de los Pirineos sí se puede y se vive bien; no sólo eso, externos de una oficina de Londres prefieren seguir siendo externos porque ganan más). Bueno, sí lo entiendo: chanchullos, comisiones bajo mano y enchufismo.

La otra cosa que me da "rabia" es el lenguaje "corporativo", que suele venir ligado a las consultoras. Generalmente hay una serie de "enlaces" entre la consultora y el cliente. Son gente no técnica que pretende ir de técnica, y que pretende ir de jefe aunque no tenga un equipo. Se comprometen con el cliente a hacer cosas sin preguntarle. Se suelen llamar gestores de cuentas, "service managers", o simplemente "cuentas". Yo personalmente los llamo (con algunas excepciones que sí saben dónde están y hacen su trabajo) "lameculos cargantes".

Y este nombre se lo doy por dos motivos: el primero porque priman su propia imagen ante el cliente hasta el punto de olvidar quién les paga el sueldo. El segundo, porque por eso mismo tienden a prometer imposibles sin confirmarlos antes con quien deberían. Ellos son guays.

Y, como son guays, hablan en un lenguaje súper profeZional HoYgan. Ellos no piden a un ingeniero que levante una infrastructura virtual, sino que "solicitan al titular de ingeniería competente que inicie el proyecto de despliegue de los diversos componentes de la plataforma bajo virtualización".

No investigan por qué se cayó el servidor web anoche. Ellos hacen "un estudio de registros con el objetivo final de localizar los factores causantes de la incidencia nocturna, así como generar un reporte del importe de la misma en los usuarios finales que visitan el site del cliente".

No hacen una mamada, sino que "llevan a cabo un procedimiento creativo localizado en la zona baja del receptor utilizando la herramienta especializada integrada en su cara con el objetivo de generar una experiencia satisfactoria, como paso previo a un profundo entendimiento entre las partes, además de animar al usuario a querer repetir en un futuro".

Bueno, creo que ya queda clara la idea. Personalmente, hace unos años me hize una chorraaplicación de móvil que generaba expresiones aleatorias como:

- estudiar detenidamente
- determinar las causas
- proactivamente (esta les encanta)
- establecer un plan de acción
- necesito resolverlo ASAP
- evaluar la situación
- ...

Para probarla, estuve al teléfono con uno de estos engendros durante 20 minutos, y cada 2-3 frases colaba la expresión nueva que me dijera la app. No sólo no se dio cuenta, sino que estaba más contento con la conversación de lo usual. Y eso que al fin y al cabo no decíamos nada. Un éxito vamos, creo que se la pusieron casi todos en mi equipo de entonces.

Y no digamos cuando alguien de primera línea se "contagia" de esto y, cuando te lo asignan para que te ayude en un proyecto, se te pone a hablar así. Ver a un chavalín (o una chavalina) de 20-22 años con este dialecto no tiene precio.

En fin, ya me he quedado a gusto. Otro día ya hablaremos del resto de la fauna de estos entornos.

Saludos!