El portátil fundido

Andaba yo en clase cuando me ocurrió una cosa rara como pocas. Os pongo en situación:

Una profesora, el año pasado, aprovechando que en mi instituto son todos muy super chupiguays y hay aulas digitales con ipads y su madre, se pilló un Macbook Pro 13 de los nuevos, con retina, recién salido. Total que estoy en clase el otro día, y le dicen unas chicas_
-Oye, profe, ese portátil está muy chulo eh?
- Sí, la verdad es que está genial. Llevo aquí todos los apuntes y tal y como además pesa poquito pero a la vez es un ordenador completo puedo escribir más cómodo y es más útil que el ipad.
- La verdad es que sí.
- Lo único que -dice la profesora-. Es que el otro día, estando en casa, fui a cenar, y dejé el portátil en el despacho en casa al lado de un flexo que estaba dando al teclado y se me han fundido algunas teclas.
Ahí es cuando yo levanto la cabeza:
- ¿Cómo que se te han fundido las teclas?
- Sí sí, mira mira.
Y me pone el portátil sobre la mesa. Aparto el mío y el escape, el ordinal, algunas f y el enter estaban fundidas, derretidas. Tenía que tener aquello una potencia de la rehostia para cargarse el teclado del Mac. Obviamente Apple le ha dicho que por culo, ella y su portátil. Ahora tiene uno único en el mundo uajajajajaja.

Ahora me pregunto yo: ¿quién es el mendrugo que teniendo un portátil con teclado retroiluminado lo enfoca con un flexo a to cipote, que muy cerca y muy abajo tenía que estar para dar al teclado de tal forma? ¿De qué potencia era el monstruo?

1 comentario

13
Abr

Pues eso, el asunto lo dice todo. Vaya tela. Anda que como se busque un teclado nuevo y le hagan como el informático de esa empresa que publicaste hace poco a tu padre...

Un saludo.